El objetivo general de nuestro Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) es que los niños y niñas que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlos y sus familias y entorno reciban todo aquello que desde la vertiente preventiva y asistencial pueda potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar, posibilitando de la forma más completa su inclusión en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal. Las/os niñas/os son derivadas por el servicio de pediatría y se promueve que cualquier niño que lo precise debe ser atendido de acuerdo a sus necesidades. De este modo, se han introducido novedades sobre anteriores criterios que restringían este servicio a niños con una minusvalía en grado superior al 33% de discapacidad. Así, ahora se pueden beneficiar menores que presentan un trastorno psicomotor, cognitivo, de la comunicación, sensorial, social, etc. que pueda ser diagnosticado y también cualquier niño que presente un desfase evolutivo en su desarrollo en los primeros años. Se incluyen también indicadores para atender situaciones de riesgo sociofamiliar (edad temprana de los padres, alcoholismo o drogadicción, enfermedades mentales o discapacitantes, aptitudes parentales inadecuadas, disfunción familiar grave...) y ambiental (graves dificultades económicas, hospitalizaciones prolongadas o frecuentes, institucionalización, familias de riesgo, exclusión social...).

Centros que ofrecen este servicio