No busques la diferencia, ofrece oportunidades

 

 

Las personas con discapacidad intelectual tienen más difícil que el resto de las personas encontrar trabajo.

Todas las personas tenemos los mismos motivos para trabajar:

  • Ganar dinero
  • Sentirnos realizados
  • Conseguir sueños

Hay puestos de trabajo que pueden ocuparlos personas con discapacidad y personas sin discapacidad, pero los empresarios sólo entrevistan a personas sin discapacidad.

Esto es discriminación.

Todas las personas tenemos derecho al trabajo sin discriminación.

Muchos empresarios piensan que las personas con discapacidad intelectual no serán capaces de hacer bien su trabajo o que no dan buena imagen para el negocio.

Esto son prejuicios.

Las personas con discapacidad intelectual suelen ser muy comprometidas con la empresa, puntuales, perfeccionistas en su trabajo y tener muy buen humor.

Aprosub tiene un servicio que se llama Empleo con Apoyo para ayudar a las personas con discapacidad intelectual a encontrar trabajo en empresas normales.

El Preparador Laboral apoya al trabajador y al empresario para que todo vaya bien al principio.

Aprosub quiere dar las gracias a las empresas que colaboran con nosotros y a las que prestan dinero para este servicio.

Aprosub quiere pedir a las otras empresas que no discriminen a las personas con discapacidad intelectual y dan más oportunidades de trabajo.

Y tú ¿encuentras la diferencia?

Con frecuencia, las motivaciones para trabajar suelen ser similares para todas las personas: sentirse realizado, tener independencia económica, cumplir sueños… sin embargo, la diferencia reside en que, las personas con discapacidad intelectual, a igualdad de capacidades para desempeñar un puesto de trabajo, van a tardar mucho más en encontrarlo porque se les ofrecen muy pocas oportunidades.

Aprosub apuesta por el servicio de Empleo con Apoyo para personas con discapacidad intelectual por considerarla una metodología más inclusiva y beneficiosa para las personas. Ocupar un puesto en una empresa ordinaria, garantiza desenvolverse en un contexto normalizado tanto en relaciones laborales como sociales.

Todas las entidades que, antes de buscar la diferencia, ofrecen oportunidades, suelen encontrarse con personas trabajadoras, perfeccionistas, comprometidas, puntuales, serias en sus tareas, y además con muy buen humor. Además, la figura del Preparador Laboral ofrece tranquilidad al acompañar al empresario, trabajar y equipo, si fuere necesario, en las etapas iniciales del contrato.

Con este video pretendemos concienciar sobre las dificultades que tienen las personas con discapacidad intelectual para encontrar trabajo, visibilizar que las aspiraciones para trabajar y objetivos vitales son comunes para todas las personas y agradecer a todas las entidades que colaboran con nosotros y a las que prestan financiación para continuar con el proyecto.